Jueves 10, Diciembre 2009

Ultimo Momento Diario Clarín


Un campeón que va por más

11:23|Javier Pizzolito, actual campeón de Cross Country, correrá con una Honda CRF 450X oficial. Apunta a ubicarse entre los 25 primeros de su categoría y ser el mejor argentino en la prueba, que arranca el 1 de enero.

Por: Ariel González Mouls. De la Redacción de Clarín.com
mas informacion

La mayoría de los argentinos que correrán en el próximo Dakar tienen como objetivo principal terminar la carrera, conocedores –por experiencia propia o por relatos ajenos- de la dureza de la competencia. Pero Javier Pizzolito (29 años, Pinamar, actual campeón del Argentino de Cross Country) dice que irá por más. Con apoyo oficial y una máquina bien armada, apuntará a quedar entre los 25 mejores de la categoría motos, la más numerosa de la mítica prueba.

Anoche, en un concesionario en el centro porteño, Pizzolito presentó su equipo, el Honda Racing Dakar Team Argentina, con el que participará en esa prueba. La máquina elegida es una CRF 450 X, con motor stock, monocilíndrico de cuatro tiempos, con 36 caballos. El arranque es eléctrico y a patada y cuenta con cinco velocidades, con relaciones largas. Los principales cambios fueron realizados en la parte delantera de la moto, donde se instalaron los sistemas de navegación y seguridad que exigen los organizadores del rally.

Pizzolito, quien anda en moto desde que tenía 5 años y compite en forma oficial desde 1992, viene de un gran año en el mundo del Cross Country. Fue campeón ganando tres de las cinco carreras. También es el campeón vigente de la categoría 4 Tiempos Open Pro de Le Touquet.

Durante la presentación, el piloto estuvo acompañado por Flavio Yarade, manager del equipo y encargado principal de la logística, y Mariano Casaroli, desarrollador de la máquina. "Estamos haciendo todo con gran esfuerzo y mucha responsabilidad. Tenemos mucha experiencia en motocross y Enduro, así que queremos aprovecharla para el Dakar", afirmó el responsable técnico.

"Son aproximadamente 600 kilómetros diarios, entre 10 y 12 horas por día sobre la moto de promedio. El Dakar es una gran exigencia física y psicológica. La mente es uno de los factores en los que primero flaquean los pilotos, así que estuvimos trabajando fuerte en eso", expresó Pizzolito. "Reforzamos en doble turno los entrenamiento, con tandas desde las 6 de la mañana, simulando un poco los tiempos de salida del Dakar", afirmó.